martes, junio 21, 2011

{ sigue }

Por favor no. No te quedes ahí. Necesito que sigas aquí conmigo, a mi lado. Aunque todo este oscuro y te sientas solo, somos muchos los que estamos allí abajo. La diferencia es cuan abajo estamos y cuanto estamos dispuestos a esforzarnos para conseguir salir. Al principio siempre es difícil, te resbalas y vuelves a caer cada vez más profundo, pero no puedes dejar de intentarlo. Si hace falta tirare de ti, te sujetare con fuerza y no te dejare caer otra vez. No te cierres, prometeme que por lo menos lo intentarás.

No hay comentarios: