domingo, noviembre 23, 2014

{ rourke boada }

No es fácil dejar de mirarte:
se desmorona el suelo,
se fragmente el cielo;
y ahí en la nada,
levitando en
esa bóveda
oscura e
infinita,
estás tú,
un ángel
sin cielo,
un big bang
en el universo,
cuya onda expansiva,
impacta sobre mis pupilas.

No hay comentarios: