domingo, septiembre 14, 2014

{ arena }

Me encantan los granitos de arena que guardas en tu piel.
Esos que se confunden con tus pecas.
Con tus lunares. 
Esos que se esconden en tu pelo.
En tu barba.
Los que apartas de mis ojos mientras te miran.
Como les gusta mirarte.
Y guardarse esos detalles de ti.
En el bolsillo derecho de tu pantalón.
O entre tus dedos cuando los cruzas con los míos.

No hay comentarios: