domingo, julio 06, 2014

{ que complicado }

Que complicado me resulta querer darte hasta el milímetro más ínfimo de todo aquello que conozco y a la vez intentar dosificarlo para que luego no me eches de menos en esos días que por naturaleza prefiero estar más ausente; relajarme entre tus ojos y olvidar la metodología que se esconde en cada uno de tus gustos y estereotipos; recordar que la perfección se encuentra en la autenticidad de uno, en el valor de atreverse a ser lo que se quiere ser y desterrar esa forma tan lasciva que tengo de convencerme a mi misma de lo contrario, de la insuficiencia de mi alma, de la fealdad de mi cuerpo; controlar mi ideología aprendida del amor dependiente, mi temor creciente a estar abarcando demasiado como para sobrevivir a otra caída teniendo en cuenta la forma en que he dejado que arrases conmigo y mis manías consecuentes.

No hay comentarios: