lunes, marzo 26, 2012

{ pecado capital }

es tentador saber que en un solo gesto puedo conseguir que te de un vuelvo el corazón, aumentar la adrenalina. es tentador saber que desde el momento en que lo haga dependerás de mi y esperaras impaciente por un nuevo gesto. estarías celoso, te comería la ansiedad, matarías por la dosis. me necesitas como yo al juego, a nuestra partida. seamos ludópatas. 
¿cuántos saldrían perjudicados si se me ocurriese mover ficha contigo? que prohibido, que tentador. Cual juguete me entretienes: tus ojos se parecen tanto a los suyos, la forma en que me miras como si aquello que nos rodease solo fuese noche, oscuridad y calor; la forma en que me tocas, la forma en la que intentas seducirme. Es divertido averiguar hasta donde eres capaz de aguantar mis impertinencias, mis caricias disimuladas, mis frases de doble sentido y mi mirada de complicidad. me gusta ponerte a prueba. acelerarte el pulso y dejarte en pausa, pendiente, deseoso. no puedes decírselo a nadie. te has privado de tu libertad. me has privado de la mía. Me matas en secreto y me encanta. juegas conmigo aunque sabes que no deberías, pero ahora que has empezado la partida, y te toca mover ficha, eres consciente de que no puedes parar y que has de subir la apuesta. lujuria sin compromisos ¿por qué sacias de esta forma tan momentánea mi soledad?

No hay comentarios: