lunes, agosto 22, 2011

{ miedo y euforia }

¿cuánto tiempo ha pasado? ¿dos meses casi? y aún no se lo que siento. Por una parte, nada. No siento nada, o eso quiero creer. Pienso en ese momento y me digo a mi misma que tuvo que ser así, y que ese fue el perfecto final. Por otra parte mi ilusión no desiste de la idea de que no sea ese día el ultimo que deba pasar a tu lado. Esa sensación no abandona mi cuerpo y quiero verte, pero no quiero. Eso es. Si tuviera la certeza de que todo saldrá bien, lo haría, pero si todo saldrá bien no tiene sentido. Quiero que me mires y me digas que tu también lo sientes o que me mires y que no haga falta que digas nada. Necesito saber si tus ojos son sus ojos y puedo ver en los tuyos lo mismo que vi en los suyos o si solo son del mismo color. Tengo que encontrar un motivo por el cual fueras aquella noche. Saber por que tienes de todos los que fueron la parte que me gusto de ellos. Y además, por que sentiste lo mismo que yo. Todo se resume en un día, en esos segundos. Todo se resolverá cuando nos volvamos a ver. Cuando dos sentimientos se junten y sea capaz de elegir cual me acompañará el tiempo que esto dure. En ese momento lo sabré.

No hay comentarios: