jueves, octubre 05, 2017

{ cómo }

Estoy perdida. 

Llevo casi un mes metida en la cama, no sé que hacer. Sé que hacer en realidad, pero no quiero hacerlo, siento que nada valdrá la pena, como si nada importase porque simplemente no obtendré ninguna satisfacción al final. Solo pienso en viajar, huir, como si eso fuese a solucionarlo todo. Creo que por primera vez en mucho tiempo, estoy y me siento sola. Miro a mi alrededor y solo veo vacíos donde antes, en algún momento, hubo amor, sueños e ilusión. Sólo vi las fotos y lloré, otra vez.

¿Cómo sobrevives al amor de tu vida,al dolor de tu vida, al vacío de tu vida? 

viernes, septiembre 15, 2017

{ mi }

Se me quiebra la mirada pensando en que alguien pueda mirarte de la misma forma en la que yo te he contemplado al dormir. Me hierve la sangre de solo imaginar que puedan rozar tu piel, conocer tus lunares, el color de tus ojos al despertar. Eres un ángel. Lo supe desde el momento en el que te vi. Mi mundo chocó contra el tuyo como una ola en esa playa donde nos quitamos la ropa aquel día. Lo supe. Llegaste a mi vida para darme paz y estabilidad y, aunque no siempre la tuve, luchaste por mi. De igual modo lo hicieron mis demonios. Ahora voy perdida sin ti, lloro a cada rato y con cada pequeña tontería que me recuerda lo mucho que he llegado a quererte. He descubierto que el eterno resplandor de una mente sin recuerdos es la mayor mierda del mundo y que el diario de Noa es un castigo a mi intento de sobrevivir a esta soledad. Todo sin ti, sin esa parte de mi contigo, me recuerda que una vez estuviste aquí, y me araña la piel al no sentirte. Me salen cardenales allí donde tus besos abrieron camino y he olvidado cómo dormir sola. Se me desmorona la vida y crecen muros a mi alrededor. La compañía es insulsa y superficial, y aunque hay quienes intentan entrar, duele el alma y me pierdo si les dejo pasar. Cuelgo mis sentimientos en el armario, junto a toda la ropa que compartimos, y se burlan de mi con desprecio. No sé explicarles que no puedo volver aunque una parte de mi se quede para siempre en aquel concierto mientras me abrazabas y yo lloraba de felicidad. He sido inmensamente feliz contigo. He sido todo contigo. Cada segundo. Y este trozo de tierra no es lo suficientemente grande como para sentirte fuera de mi, aún. Porque aún eres para mi único en el mundo, aún te quiero, te siento, te pienso, te imagino, te olvido, te echo de menos, te todo mi. Y me voy sintiendo que te dejo una vez más en aquel aeropuerto donde se me rompió el corazón. Desgarrando mi alma y hundiéndose en mi la pena. Como quien deja atrás sueños e ilusión, como quien abandona la vida en un suspiro sabiendo que nunca más volverá a respirar igual.

"...te llevaré en el alma como una necesidad insaciable, y serás inmortal en mi memoria y en mi piel."

miércoles, agosto 02, 2017

{ la despedida }

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste
No sé si te quería
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho
No sé si te amé poco; pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.


Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí.
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.

jueves, febrero 16, 2017

{ buenos días }

Bailaremos en la cena como velas al viento, con suavidad, con calor.

Haremos el amor para desayunar, comeremos besos y caricias entre suspiros sinceros y miradas de complicidad.

Viajaremos eternamente en ese avión con el que nos reencontramos aquel día, sintiendo ansias de vernos, de sentirnos en casa una vez más, sin ser de ninguna parte, pero juntos.

Miraremos nuestros defectos como virtudes, seremos milímetros recorridos el uno por el otro y te haré interminable entre las letras que se escapan de mis dedos.

Y en algún punto de la coma no habrá final más que la vida y te llevaré en el alma como una necesidad insaciable, y serás inmortal en mi memoria y en mi piel.