miércoles, agosto 02, 2017

{ la despedida }

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste
No sé si te quería
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho
No sé si te amé poco; pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.


Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí.
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.

jueves, febrero 16, 2017

{ buenos días }

Bailaremos en la cena como velas al viento, con suavidad, con calor.

Haremos el amor para desayunar, comeremos besos y caricias entre suspiros sinceros y miradas de complicidad.

Viajaremos eternamente en ese avión con el que nos reencontramos aquel día, sintiendo ansias de vernos, de sentirnos en casa una vez más, sin ser de ninguna parte, pero juntos.

Miraremos nuestros defectos como virtudes, seremos milímetros recorridos el uno por el otro y te haré interminable entre las letras que se escapan de mis dedos.

Y en algún punto de la coma no habrá final más que la vida y te llevaré en el alma como una necesidad insaciable, y serás inmortal en mi memoria y en mi piel.