martes, junio 30, 2015

{ pablo arribas }

"Ser un amante es estar dispuesto a continuar cuando no hay premio, es hacerlo aunque no llegue. Ser amante es estar dispuesto a trabajar sin tener recompensa, a quedarte sin nada, en el aire, desnudo. Lo contrario es ser comerciante. El amor es la muerte de la condición. La dificultad o frustración temporal no pueden ser la causa de abandono de un sueño atemporal. Los sueños no tienen fecha. Todo sueño verdadero es atemporal e incondicional.
{...} 
Somos tan grandes como nuestros sueños. El que tiene uno grande y por temor a no lograrlo apuesta por uno más pequeño, está condenado a una vida menor. El que teniendo un sueño nunca lo abandona, nunca fracasa de verdad. Incluso aunque no lo cumpla.
{...}
Creo que es hora de levantar la voz y recordarnos que solo tenemos una vida y que tiene que valer la pena. Tenemos una ocasión extraordinaria de escuchar a nuestro corazón, olvidarnos de la imposibilidad, disfrutar el camino y devolverle a los sueños el decoro, la importancia y el lugar que merecen.
Con los pies en el suelo no se puede volar."

lunes, junio 29, 2015

{ dirías que soy }

"Salvaje, natural, libre en suma."

sábado, junio 27, 2015

{ partir }

No puedes pedirme que sea estable,
que sea "normal".
Yo necesito seguir mis impulsos,
moverme con mis sentimientos,
dejarme llevar.

He descubierto
que la vida es demasiado frágil y corta
como para seguir las normas y estructuras de la sociedad,
y por ello quiero vivir.

Vivir.

Viajar.

Sentir.

Llenarme de emociones,
de lugares nuevos cada día.
Quiero salir al mundo,
quiero encontrarme en él.
Quiero acabar aquí y partir,
o ni siquiera acabar,
solo partir.

Me encantaría que volaras conmigo,
que el viaje se haga infinito,
que todo nos salga bien.

Sé que tenemos las herramientas para ello,
sólo hay que juntar agallas.

jueves, junio 25, 2015

{ dublín }

"Te amo
y te dejo ir libre,
para que en tu viaje
nos volvamos a encontrar
en otro tiempo, en otro lejano lugar
donde no nos aceche el filo de la duda,
donde puedas creer de verdad en mi palabra.
Te amo,
y te dejo ir libre,
para que en tu tiempo a solas
puedas conocerme mejor sin mí.
Te esperaré a mitad del aquel camino,
donde nuestro abrazo quedó inconcluso,
donde mi amor por ti, sin duda, está en tu espera."

miércoles, junio 24, 2015

{ punto }

No recuerdo la última vez que le oí decirme "Te quiero".
Creo que nunca llegó a decirme "Te amo".
Yo solo escuchaba "y yo", y a veces ni eso,
como si fuese lo mismo.

Sus buenos días en italiano,
sus motes cariñosos,
buscar mi mano siempre,
decirme lo mucho que le gustan mis ojos,
llenarme de besos.

A veces siento que ya no está,
que espera a que yo me canse y quiera irme,
que él no puede dar ese paso.

Siento que mis muestras de afecto le son cansinas,
que le molesta que quiera mimos cuando estoy con él,
o simplemente estar conmigo.
Que le molesta que le pida algo para mi,
como si hacerlo supusiera un esfuerzo,
o como un favor que no le apetece hacer.
Soy como la amiga con derechos que se ha enamorado.

Me siento una carga,
una pesada y exigente compañía,
que ha de llegar al límite para atisbar respuesta.

Nunca pensé aquel día en la imprenta,
que llegaría el día en que al mirarte
tus ojos no brillarían igual.

{ irela perea }

"Eran ya dos años de invierno y ventanas cerradas, cuando tú llegaste y empecé a encontrarme estrellas enganchadas en el fondo de los bolsillos. Sé que obligaste al mundo a orbitar del revés. En la radio ponían las canciones que se me habían perdido. Los amigos comenzaron a regalarme libros de poesía, galletas horneadas en casa y esquejes para plantar geranios. Gané una quiniela y una aspiradora. Y si daba una ojeada al periódico, solo caía por azar en las buenas noticias.


O tal vez no pasó nada de todo eso. Pero lo que sí es seguro es que te conocí y que tú trajiste contigo los días buenos."

lunes, junio 22, 2015

{ 2015 }

A veces pienso en la fragilidad de las cosas, y cuando la veía a ella no podía pensar en otra cosa. Creo que eso ha dejado huella en mi en este último viaje. Ahora que ella se ha marchado y se ha quedado un hueco en el lugar donde mi ilusión se aferraba a la idea de verla fuerte de nuevo, tengo la sensación de que ya no analizo las cosas del mismo modo. Todo me parece estúpido y frío, carente de sentido en muchos aspectos. Veo cosas innecesarias en todas partes. Bienes materiales a los que la gente se aferra para recordar algo en lugar de aferrarse a ese algo cuando lo tienen. Exámenes para los que se debe estudiar solo seis folios de teoría me parecen un absurdo si con eso te puedes jugar una carrera. Mirar la televisión, una perdida de tiempo a nivel intelectual y la perdida de toda curiosidad más allá de la pantalla. Comprar cosas de marca, una forma de aparentar, de querer ser mejor por lo que se tiene y no por lo que se es como persona. Tener cosas caras, caprichos insulsos que al final solo sirven para llenar un vacío emocional y falta de autoestima. La gente se olvida de lo que es importante. Lo veo todos los días. Falta contacto. Falta amor, hacia otros y hacia uno mismo. Faltan abrazos que no terminen, besos sinceros y que se tomen su tiempo, falta voluntad para hacer pensando primero en los demás. Falta lo básico. 

Nos pasamos tanto tiempo de nuestras vidas consiguiendo cosas que nos olvidamos de que lo más importante que tenemos son los seres que nos rodean y las cosas que no se pueden pagar. El afecto que nos da un amigo, una pareja, un familiar, una mascota, una estrella fugaz, la paz del mar, del viento, nada de esto puede comprarse y es lo único que al final nos queda. Recuerdos de momentos bonitos.

Creo que este año 2015 me ha hecho crecer como persona. Me ha hecho ver la importancia de ser feliz sin buscarlo, la importancia de cumplir los sueños y no dejar asuntos pendientes.