lunes, noviembre 09, 2015

{ nos vemos pronto }

Los días se han sucedido desde que no estas.
Cuatro meses y seis días.
Y yo aquí sin ti y tu allí sin mi.
Y todo ha cambiado y a la vez sigue igual.

No estamos juntos, ni físicamente ni bajo títulos.
Y se hace más fácil así,
por momentos alivia el peso de no tenerte,
aunque solo por momentos.

Espero a que vuelvas como se espera a las golondrinas,
te espero por todos esos días que me he despertado a tu lado,
por la cervecita y la pizza de los fines de semana,
y también porque compensa.

Porque "aún siendo un desastre, es infinitamente mejor a estar sin ti."

sábado, agosto 08, 2015

{ noche }

Te echo de menos.

Y odio a Eddy por hacerme llorar con sus fotos guardadas, sus casas de lego y demás.

Mientras le escucho no puedo parar de pensar en mis dedos recorriendo despacio tu cara, repasando cada curva, cada peca, cada milímetro. Casi puedo sentir el tacto de tu piel si cierro los ojos.

Cada rincón de mi cuerpo añora tenerte cerca. Tus abrazos. Tus besos.

Quiero tapar el agujerito de la nariz por el que respiras de tanto estrujarte contra mi. Tocarte con mis pies para que pongas cara de asquito y sonrías. Tirarte del pelo cuando me tumbo a tu lado. Devolverte las babas cuando me das un beso ventosa de los tuyos. Quiero arrancarte los pelitos de las piernas. Quitarme la comida de los dientes mientras me miras. Darte besitos mientras comemos. Ir en cholas por la calle. Quiero que me duela la barriga de tanto que me presionas el ombligo. Darte golpes sin querer mientras me haces cosquillas. Preparar ensalada en casa cuando vienes a comer. Oler a sudor y usarte la ropa.

Quiero el desastre
de estar contigo cada día,
porque,
aún siendo un desastre,
es infinitamente
mejor
a estar
sin ti.

{ siempre en ti }

Buenos días princesa. He soñado toda la noche contigo. Íbamos al cine y tú llevabas aquel vestido rosa que me gusta tanto. Solo pienso en ti princesa… pienso siempre en ti.

domingo, julio 26, 2015

{ }

No quiero que te vayas.

Sé que suena egoísta,
sé que quiero que lo hagas porque sé que es importante para ti,
es solo que,
hoy
no quiero que
te vayas.

Es solo que
no quiero pensar en que no hablaremos todos los días, ni en que no podré tocarte al hacerlo, en que estarás lejos los siete, en que no comeremos pizza en Don Camilo por un tiempo, ni en la Da'Stefano, tampoco en que la cerveza ya no sabrá igual, ni el helado, ni los bocadillos de jamón. No quiero pensar en no ir de la mano por la calle, en que no podré abrazarte siempre que quiera, ni darte mil besitos, ni dormir entre tus brazos. No quiero pensar en todos los lugares por lo que seguiré pasando cada día y que me recordarán a ti, a nosotros. Los horarios de la 217 ya no me hará falta guardarlos en mi móvil, ni compraré Skitles en la estación. No robarás Babybells de mi nevera, y seguramente tampoco vaya por tu casa, me daría vergüenza ir sola. No tendré ropa que huela a ti. Ni podré pasar mis dedos por tu barba. Nadie incordiará a mi ombligo, ni me hará cosquillas, ni me obligará a ir por el lado de dentro de la acera.

Y escuchar a Eddy me hará llorar,
y odiaré chaising cars por un tiempo.

No quiero pensar en nada porque todo me hace llorar.
Siento que voy a perderte.

¿Qué haré sin ti aquí conmigo
y con estas ganas de no soltarte
que se me acumulan en el corazón?
¿Dónde te guardo
para poder acariciarte cada día,
para poder decirte que te quiero
mientras te miro a los ojos?

¿Qué hago con el miedo?

No quiero que te vayas.

miércoles, julio 15, 2015

{ mayeli tellez }

He decidido dedicar más tiempo a lo que me apasiona, a mis amigos y familia. Leer más, escribir más, bailar más, cantar más, sonreír más, ser feliz por mí misma.
Procurar verme bonita para mí, arreglarme para mí y enamorarme de mi misma.
He decidido depurarme de lo que, y quienes me hacen daño: malos hábitos, malas actitudes, malos pensamientos y personas nocivas.
He decidido dar en misma cantidad el cariño y atención que me dan. No por orgullo y mucho menos por vanidad, sino porque por amor propio, debo aprender a identificar cuando doy más de la cuenta y a cambio obtengo nada.


{...}

 no hay nadie en este mundo que pueda hacerme más feliz que yo misma. Porque el verdadero amor comienza cuando yo me amo, y sólo entonces puedo amar verdaderamente a alguien más.

viernes, julio 10, 2015

{ bonito }

Lo importante de las cosas
no
es su estética,
sino
como te hacen sentir.

domingo, julio 05, 2015

{ ya no }

Recuerdo aquel día. Sé que lo supe en cuanto le vi. Sabía que traía consigo nuevos amaneceres escondidos en esos ojos marrones que gritaban haber llorado ya lo suficiente, y que esos amaneceres los compartiría conmigo. Recuerdo que me gustaron sus reflejos cobrizos y el brillo inocente que guardaba en la mirada. Creo que por eso me atreví a compartir con él mi hamburguesa, mi sonrisa. Bajamos caminando entrelazados y entre risas y boberías le anticipé mis intenciones. Supongo que fue por eso que luego en un arrebato de locura decidimos arriesgarnos y congelarnos juntos en el mar, fue por eso que se acercó el pasado intuyendo lo que había, porque ese día y sin darnos cuenta algo cambió. Sé que cambió porque no tardé en buscarle, porque él, diga lo que diga, no tardó en responder. Después de eso todo salió rodado, como si tuviera que ser. Caminata, playa, plaza, imprenta, parque, paseo, casas, pizza, manitos, cerveza, beso y así hasta llegar a aquel día en la playa. 

Creí que moriría de amor a tu lado cada día desde entonces. 

Eso creí. Quien me diría a mi que apenas 16 meses después estaría ya cansada. Cansada de ver como voy descendiendo puestos en su orden de prioridades. Allí donde al principio era capaz de fugarse conmigo una semana del curso a lo bonzo con tal de poder pasar tiempo a solas, donde salir de noche no era un problema siempre que yo estuviera segura, donde la intimidad se repartía por igual, donde no pasaba un 7 en que no estuviéramos juntos, donde no había quien nos soltara las manos daba igual el lugar, donde cada día juntos era motivo de alegría, una nueva aventura juntos, allí donde al principio hubiese jurado que estaría a mi lado si le necesitaba, ahora no veo más que soledad.

Sé que he estado ocupada, pero sé también que por media hora con él, movía montañas si hacía falta y al principio él también. No sé que cambió. Supongo que la seguridad de tenerme a su lado le hizo confiar en que no me movería de allí, dejó de compensarle el esfuerzo al tiempo que mis exigencias cayeron en picado, fui pasando cosas por alto dando por hecho que en algún momento el cincuenta/cincuenta se restauraría, sin darme cuenta de que pedía menos cada vez justificando lo que obtenía.

Y supongo que fue por ello que cuando necesite algo más, él tenía cosas más importantes que hacer, estaba ocupado, estaba casado, no le apetecía o no le daba tiempo. 

Y recuerdo que le dije hace tiempo que a veces también me apetecía ir a la playa, ponerme morena y que viniera conmigo; me apetecía que él también viniera a casa a comer dos días a la semana; que se leyera algún libro mío de los que me gustan; que bebiéramos cerveza francesa y fuesemos a donde siempre; me apetecía sentirme satisfecha hasta en el último de mis poros; que compráramos helado de tarta de queso o comer tarta de zanahoria; que bajara a mi universidad cuando tuviese un rato entre clases; me apetecían fotos, miles de fotos con las que recordar momentos que ya no volverán; me apetecía que se quedara a dormir aunque solo fuese un día. 

No sé si de algo sirvió.
Al fin y al cabo solo pasó el tiempo. 

Así fue como nunca me dijo que me amaba, como dejó de decirme que me quería, dejó de darme los buenos días como la princesa que creía era para él, fue como dejó de buscar mi mano por la calle, como dejamos de salir por las noches, como no hemos vuelto a pasar un día entero juntos desde hace meses, como dejó de acordarse de las fechas, como tuve que pedirle por favor que estuviera conmigo el día en que ella murió.

Creo que eso fue lo que más me dolió. Fue un puñetazo en el corazón. 

Ahora siento que mi orden de prioridades también ha cambiado. Primero: tengo que reconstruirme por haberla perdido, segundo: ser fuerte y levantarme cada día para ayudar a mi madre, tercero: aceptar que mi hermana vuelve a estar enferma, cuarto: comprender que mi padre no aprenderá el significado de esa palabra, quinto: sacar adelante el curso y mis obligaciones cuando todo lo que quiero hacer desaparecer, sexto: trabajar en aquello que me distrae de todo lo anterior, séptimo: la gente que no me ha fallado todo este tiempo y que cada día se preocupa porque pueda con todo, octavo: él y seguir adelante con lo que tenemos esperando que vuelva a ser lo que teníamos.

Y la verdad es que no sé que hacer. No quiero esforzarme más. No tengo porqué ver como sigue ahí esperando a que grite para darse cuenta de que me está doliendo y que sea entonces cuando deje de apretar. No he podido gritarle más alto.

He perdido la fe y la ilusión con la que quería que esto siguiera creciendo. He bajado la escalera y me he encadenado al sótano. Mi cincuenta se ha quedado en cero. No pienso subir, no quiero subir. Prefiero sentirme sola porque estoy sola a sentir que estoy sola aún cuando pensaba que le tenía a él. 

Y siento que ya no depende de mi. Ya no.

sábado, julio 04, 2015

{ . }

Se quema la cera
y se me apaga la luz,
se inundan mis ojos
y se me agota el alma

de esperarte.

{ frida kahlo }

"No pretendo causarte lástima, 
a ti ni a nadie, 
tampoco quiero que te sientas culpable 
de nada, 
te escribo para decirte 
que te libero de mí,
vamos,
te "amputo" te mi, 
sé feliz y no me busques 
jamás.
No quiero volver a saber de ti 
ni que tú sepas 
de mí"

{ ecos }

"Roñoso de mierda"

jueves, julio 02, 2015

{ estás }

“Estás 
como para hacerte 
café en las mañanas, 
caricias en las tardes 
y el amor por las noches.”

{ leunan }

"Si vas a venir
a joderme la vida...

ven,

te espero."

{ gabriel garcía marquéz }

"Lo que más me gusta de ti
-dijo-
es la seriedad con la que inventas
disparates."

{ . }

"Es absolutamente necesario suicidarse cada cierto tiempo.
Huir de uno mismo
Perderse
Levitar
Ayunar
Sentir el cuerpo vacío, agotado, dolorido.
Mudar la piel,
Beber,
Vomitar,
Tocar fondo, follar con desesperación, y luego no recordar nada.
Estar ausente de todo.
Para después aferrase de nuevo a la vida.
Vestir colores pastel, andar a paso ligero y saludar a los vecinos cuando te sonríen en la escalera.
-Qué tal estás preciosa?
- Jodidamente bien, gracias."

{ . }

"Siempre con el alma en vilo esperando ese mensaje de vuelta...
Mendigando tus besos como una pordiosera de ojos suplicantes, piernas flacas y rodillas sucias.
Lamiendo, famélica, las migajitas de ese amor raquítico que a veces dejas sobre el mantel.
Así me tienes hijo de la gran puta.
Roñoso de mierda."

martes, junio 30, 2015

{ pablo arribas }

"Ser un amante es estar dispuesto a continuar cuando no hay premio, es hacerlo aunque no llegue. Ser amante es estar dispuesto a trabajar sin tener recompensa, a quedarte sin nada, en el aire, desnudo. Lo contrario es ser comerciante. El amor es la muerte de la condición. La dificultad o frustración temporal no pueden ser la causa de abandono de un sueño atemporal. Los sueños no tienen fecha. Todo sueño verdadero es atemporal e incondicional.
{...} 
Somos tan grandes como nuestros sueños. El que tiene uno grande y por temor a no lograrlo apuesta por uno más pequeño, está condenado a una vida menor. El que teniendo un sueño nunca lo abandona, nunca fracasa de verdad. Incluso aunque no lo cumpla.
{...}
Creo que es hora de levantar la voz y recordarnos que solo tenemos una vida y que tiene que valer la pena. Tenemos una ocasión extraordinaria de escuchar a nuestro corazón, olvidarnos de la imposibilidad, disfrutar el camino y devolverle a los sueños el decoro, la importancia y el lugar que merecen.
Con los pies en el suelo no se puede volar."

lunes, junio 29, 2015

{ dirías que soy }

"Salvaje, natural, libre en suma."

sábado, junio 27, 2015

{ partir }

No puedes pedirme que sea estable,
que sea "normal".
Yo necesito seguir mis impulsos,
moverme con mis sentimientos,
dejarme llevar.

He descubierto
que la vida es demasiado frágil y corta
como para seguir las normas y estructuras de la sociedad,
y por ello quiero vivir.

Vivir.

Viajar.

Sentir.

Llenarme de emociones,
de lugares nuevos cada día.
Quiero salir al mundo,
quiero encontrarme en él.
Quiero acabar aquí y partir,
o ni siquiera acabar,
solo partir.

Me encantaría que volaras conmigo,
que el viaje se haga infinito,
que todo nos salga bien.

Sé que tenemos las herramientas para ello,
sólo hay que juntar agallas.

jueves, junio 25, 2015

{ dublín }

"Te amo
y te dejo ir libre,
para que en tu viaje
nos volvamos a encontrar
en otro tiempo, en otro lejano lugar
donde no nos aceche el filo de la duda,
donde puedas creer de verdad en mi palabra.
Te amo,
y te dejo ir libre,
para que en tu tiempo a solas
puedas conocerme mejor sin mí.
Te esperaré a mitad del aquel camino,
donde nuestro abrazo quedó inconcluso,
donde mi amor por ti, sin duda, está en tu espera."

miércoles, junio 24, 2015

{ punto }

No recuerdo la última vez que le oí decirme "Te quiero".
Creo que nunca llegó a decirme "Te amo".
Yo solo escuchaba "y yo", y a veces ni eso,
como si fuese lo mismo.

Sus buenos días en italiano,
sus motes cariñosos,
buscar mi mano siempre,
decirme lo mucho que le gustan mis ojos,
llenarme de besos.

A veces siento que ya no está,
que espera a que yo me canse y quiera irme,
que él no puede dar ese paso.

Siento que mis muestras de afecto le son cansinas,
que le molesta que quiera mimos cuando estoy con él,
o simplemente estar conmigo.
Que le molesta que le pida algo para mi,
como si hacerlo supusiera un esfuerzo,
o como un favor que no le apetece hacer.
Soy como la amiga con derechos que se ha enamorado.

Me siento una carga,
una pesada y exigente compañía,
que ha de llegar al límite para atisbar respuesta.

Nunca pensé aquel día en la imprenta,
que llegaría el día en que al mirarte
tus ojos no brillarían igual.

{ irela perea }

"Eran ya dos años de invierno y ventanas cerradas, cuando tú llegaste y empecé a encontrarme estrellas enganchadas en el fondo de los bolsillos. Sé que obligaste al mundo a orbitar del revés. En la radio ponían las canciones que se me habían perdido. Los amigos comenzaron a regalarme libros de poesía, galletas horneadas en casa y esquejes para plantar geranios. Gané una quiniela y una aspiradora. Y si daba una ojeada al periódico, solo caía por azar en las buenas noticias.


O tal vez no pasó nada de todo eso. Pero lo que sí es seguro es que te conocí y que tú trajiste contigo los días buenos."

lunes, junio 22, 2015

{ 2015 }

A veces pienso en la fragilidad de las cosas, y cuando la veía a ella no podía pensar en otra cosa. Creo que eso ha dejado huella en mi en este último viaje. Ahora que ella se ha marchado y se ha quedado un hueco en el lugar donde mi ilusión se aferraba a la idea de verla fuerte de nuevo, tengo la sensación de que ya no analizo las cosas del mismo modo. Todo me parece estúpido y frío, carente de sentido en muchos aspectos. Veo cosas innecesarias en todas partes. Bienes materiales a los que la gente se aferra para recordar algo en lugar de aferrarse a ese algo cuando lo tienen. Exámenes para los que se debe estudiar solo seis folios de teoría me parecen un absurdo si con eso te puedes jugar una carrera. Mirar la televisión, una perdida de tiempo a nivel intelectual y la perdida de toda curiosidad más allá de la pantalla. Comprar cosas de marca, una forma de aparentar, de querer ser mejor por lo que se tiene y no por lo que se es como persona. Tener cosas caras, caprichos insulsos que al final solo sirven para llenar un vacío emocional y falta de autoestima. La gente se olvida de lo que es importante. Lo veo todos los días. Falta contacto. Falta amor, hacia otros y hacia uno mismo. Faltan abrazos que no terminen, besos sinceros y que se tomen su tiempo, falta voluntad para hacer pensando primero en los demás. Falta lo básico. 

Nos pasamos tanto tiempo de nuestras vidas consiguiendo cosas que nos olvidamos de que lo más importante que tenemos son los seres que nos rodean y las cosas que no se pueden pagar. El afecto que nos da un amigo, una pareja, un familiar, una mascota, una estrella fugaz, la paz del mar, del viento, nada de esto puede comprarse y es lo único que al final nos queda. Recuerdos de momentos bonitos.

Creo que este año 2015 me ha hecho crecer como persona. Me ha hecho ver la importancia de ser feliz sin buscarlo, la importancia de cumplir los sueños y no dejar asuntos pendientes. 


miércoles, mayo 20, 2015

{ o más }

“Yo quiero proponerle 
a usted un abrazo, 
uno fuerte, duradero, 
hasta que todo nos duela. 
Al final será mejor que me duela 
el cuerpo por quererle,
y no que me duela el alma
por extrañarle.”

sábado, mayo 02, 2015

{ hermann hesse }

“Yo te gusto y represento algo para ti, 
porque en mi interior hay algo que 
responde a tu ser y te comprende (…) 
Yo te gusto porque he roto tu soledad, 
te he recogido precisamente ante la puerta 
del infierno y te he despertado de nuevo.”

jueves, abril 30, 2015

{ escalera }

Paso atrás.

domingo, abril 26, 2015

{ piedras }

Echo de menos los días que no me daban motivos para llorar.

{ expectativas }

A veces me olvido de que cada uno es como es,
y que lo que a mi me gustaría que los demás hicieran
no tiene porque ser lo que los demás quieren hacer.

domingo, abril 12, 2015

{ abril }

Y estábamos allí,
tumbados en aquella cama tan perfecta,
tan calentita y tan nuestra,
y el me hablaba de no sé qué,
de qué sé yo,
y yo escuchaba aquella música
que sonaba de fondo,
esa que me hacía quererle tanto,
y le veía moverse y parlotear
tan gracioso, tan lindo y tan suyo,
y el corazón me retumbaba en el pecho
como animal desbocado,
me ardían las palabras en los labios,
me podían las ansias de decírselo.
Le llamé por su nombre,
tan suave, tan curioso y tan suyo,
y le miré a los ojos
mientras una lagrimita se me escapaba
de la emoción.

- Te amo - le dije.
- Y yo - me dijo.

Y hoy puedo jurar
que nunca he sido tan feliz.

martes, abril 07, 2015

{ a veces }

"Cuando tu ausencia se prolonga 
y mi necesidad de tenerte es tanta, 
recurro a las letras. 
Te escribo -aunque tú no leas- 
es mi forma de tenerte, 
de acariciarte a la distancia."

domingo, abril 05, 2015

{ 7 }

Hoy me he dado cuenta de que te querré siempre.

viernes, marzo 27, 2015

{ cortázar }

A veces uno amanece 
con ganas de extinguirse.
Como si fuéramos velitas sobre 
un pastel de alguien inapetente. 
A veces nos arden terriblemente 
los labios y los ojos y nuestras narices
se hinchan y somos horribles
y lloramos y queremos extinguirnos.
Así es la vida, un constante
querer apagarse y encenderse.

martes, marzo 24, 2015

{ luz }

Buenas noches amor, tengo una carta que quiero que leas y que me acabo de inventar, solo son cosas que quiero decirte hoy por si mañana no sigo teniendo esa oportunidad. Yo quería decirte que no pienses en abandonar, porque yo no lo hago. Porque aunque las palabras hayan dolido esta noche y quizás estemos ahora más lejos de lo que nunca habíamos estado, sé que al mirarte a los ojos, al abrazarte, y tenerte entre mis manos, volveré una y otra vez a aquella noche de marzo cuando "sentí que te había estado esperando y que habías llegado para quedarte", y todo volverá a empezar un día más.
Quería decirte que yo ya he estado aquí, y creo que tú también. Ambos sabemos que solo hay dos opciones ahora, rendirnos, o seguir. Y yo quiero seguir. Quiero seguir hoy, y mañana, y cada día de mi vida aunque eso te suene muy iluso ahora. Porque "quizás no exista un para siempre, pero yo hoy te quiero como si así fuera". Quiero seguir porque sé que si el mundo sufriera un apocalipsis zombie tu serías mi abogado. Y aunque haya sonado muy estúpido lo que acabo de decir, en mi cabeza tiene sentido, pues si todo se fuera a la mierda, sé que mi hogar está contigo, sin importar lo que ocurra, cuan separados estemos o cuanto miedo abarque nuestra mente.
Y quería decirte que, no sé si lo habrás notado esta noche, pero estoy cagada de miedo. Tengo miedo de no ser lo suficientemente buena, de no llenar tus expectativas, tengo miedo de decepcionarte, de tener demasiado miedo, de haberte dejado ver todo de mi, mis defectos y mis debilidades, para luego volver a pasarlo mal. Necesito saber que para ti sigo siendo perfecta aún sabiendo todo eso, y aunque a ti te parezca innecesario yo necesito esa seguridad porque, por algún motivo que aún continuo buscando, sin ella me desmorono y no sé seguir. Porque cuando lo has arriesgado todo y has perdido siempre cuesta volver a hacerlo, porque haber roto el candado no significa que la casa no siga necesitando arreglos y por ello necesito que volvamos a ir despacio y sobre seguro, te necesito conmigo para dar ese paso y "tirarme al vacío, confiar en la vida y el alma". Para "darte un lugar en mi corazón para que te quedes {...} y saber que en el tuyo hay un lugar para mí".

Buenas noches amor, creo que esto es todo lo que tenía que decirte. Espero que puedas dormir, yo como ves, no podía irme sin antes dejarte algo de mi ilusión, de mi amor y mi esperanza por aquí.
Te quiero, lo mejor que sé y de la forma más sincera que he podido encontrar. Descansa, "pinta y vive, te adoro con toda mi vida".

{ cosas }

Supe que al dejar de lamentarse
uno aprende a mirar de otro modo,
a ver que el portazo era también puerta,
que una buena caída también ayuda a medir distancias,
que algunos golpes, por fuertes que sean,
pueden serte útiles si aprendes a leer las cicatrices
y yo tengo en el cuerpo una biblioteca entera.
Aprendí que la intensidad por la intensidad no asegura nada,
que quien intenta la montaña más alta,
quien sólo se conforma con el Everest,
probablemente esté lleno de nada.
Que quien necesita alcanzar lo inaccesible para sentirse colmado
está tratando de llenar un vacío del tamaño de la misma montaña
y no hay un corazón donde quepa una montaña
ni espalda que lo pueda soportar.
Que buscar lo imposible
es sólo una de las maneras de empeñarse
en no querer ser feliz.

lunes, marzo 23, 2015

{ 7 }

Quizás no exista un para siempre,
pero yo hoy te quiero como si así fuera.

{ A ti no }

Te libero de mi loco afán de protegerte 
y defenderte ante todos,
de mis excesivos mimos dulces que te asfixiaban...
Te libero de mi tonto interés de saber 
cada día mas de ti;
de los saludos de buenos días
de los abrazos vespertinos
y de los besos de buenas noches...
de mis oraciones bendiciéndote
y de mis sueños abrazada y aferrada a ti.
Te libero... de mi absurda manía de tocarte,
de decirte te amo en cada instante
tanto... que desgaste la frase.
Te dejo libre de mi costumbre de preguntar
¿cómo estas? ¿qué te hace falta? ¿qué necesitas?
libre de mis inseguridades que me hacían complacerte,
libre de mis miedos
y de mis pequeñas dudas que te hacían rabiar...
Estás libre por fin... de mis bromas tontas,
de mi risa escandalosamente sonora a todas horas;
libre de mi mirada que absorta te contemplaba.
Te libero de mis silencios...
esos,cuando tus pupilas se clavaban en mi
y me dejabas sin palabras...
libre de mis lágrimas infantiles cuando
tu indiferencia me hería
y de mis palabras "rebuscadas" para hablar
de nuestras fallas...
Te dejo libre de mi...
de mis ratos de mal humor, de mi simpleza,
de mis días grises de melancolía...
libre al fin, de mi gran amor por ti.
Te libero... porque al liberarte a ti
me libero también yo
de la dolorosa necesidad de necesitarte,
de esta locura de ignorar a la razón,
de este inmenso cariño que me tenía
voluntariamente presa a ti...
con mis alas amarradas a tus pies.



Vicky Arizpe B. (Sayuri)

jueves, marzo 19, 2015

{ el principito }

Hace años encontré este fragmento de "el principito" y creo que, después de tanto tiempo, aún tengo cosas que aprender de él.

"Te amo - dijo el principito. Yo también te quiero - dijo la rosa. No es lo mismo - respondió él. 

{...}

Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas. Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento. Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro. Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar. Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza. Y conocerse es justamente saber de ti, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error.Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría. Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía.Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes {...} y saber que en el tuyo hay un lugar para mí. Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar."

{ platón }

No existe hombre tan cobarde 
como para que el amor no pueda hacerlo 
valiente 
y transformarlo 
en héroe.

{ pablo arribas }

"El mensaje es claro: sal con un valiente. Esto no quiere decir que intentes, a ser posible, salir con un valiente, no. Quiere decir que salgas con un valiente. Con un valiente o nada.

Nadie debería enamorarse de alguien que, tras el tiempo suficiente, no sea capaz de decirte: “mi apuesta eres tú”. All in. Todo el mundo merece escuchar, al menos, un “¿sabes qué?, me la juego contigo”.

Al igual que tú, he visto a personas reaprender un deporte tras perder algunas partes de su cuerpo; he visto a gente trabajar meses o incluso años sin cobrar y a otros trabajar en un restaurante de comida rápida para terminar y ponerse a escribir, pintar o bailar porque eso no les da aún de comer; y he visto a un hombre que no puede vocalizar ni coger un lápiz revolucionar la ciencia… Y aún así, siempre hay alguien que dice: “no, es que no es mi momento”, “es que estoy centrado en mi trabajo”, “es que salgo de una relación” y demás excusas para llevarse el polvo pero dejar el mueble. Si hay amor se encuentra la manera.

Vivimos en una época donde no hay dragones que matar ni tierras que conquistar, y donde el acceso a recursos y las oportunidades son tan abundantes que saber lo que se quiere e ir tras ello constituyen el único espacio para el heroísmo. Hoy, el (principal) problema no es que no se pueda, sino que no se quiera lo suficiente. La mayoría de cosas que no hacemos no es por dificultad, es por falta de amor.

Creo que la valentía es el valor más grande que puede tener un ser humano. Un valiente arriesga, elige, toma partido, se hace responsable y crea su destino. Es el capitán de los optimistas, pues no solo ve lo bueno sino que lo persigue sin negociar. Una persona así solo puede hacer tu vida más rica.

Como le gusta decir a Álex Rovira, “el coraje, más que la ausencia de miedo es la consciencia de que hay algo por lo que merece la pena que arriesguemos. El coraje es la fuerza del amor al servicio de la consciencia”. Y es que coraje y amor son atributos que se ven en el espejo: el que ama, arriesga y el que arriesga, ama.

Detrás de alguien que arriesga, hay alguien que ama.

Cuando no sepas dónde están esos valientes, fíjate en los que dicen  diciendo no, pues detrás de alguien que renuncia hay una persona que elige, detrás de alguien que elige hay una persona que arriesga y detrás de alguien que arriesga hay una persona enamorada. Donde hay un valiente, hay un amante.

Lo que diferencia a alguien valiente de un “cobarde” es que no se queda parado ante la bifurcación pensando en lo que pierde o en lo que renuncia, sino que ve en ti una victoria y ganancia suficiente como para no tener que mirar atrás. No se echa a un lado pensando que siempre puede venir algo mejor, porque acepta que el mundo es imperfecto, que tú lo eres… que los dos lo sois. Sabe que lo importante no es ni la realidad, ni lo que hay, sino lo que podéis llegar a crear, y para eso no hace falta ser perfectos, hace falta ponerse manos a la obra.

Un persona valiente no está pensando en las chicas o en los chicos que deja escapar, está pensando en ti. Eres su apuesta y su elección, y cualquier otro lugar le parece segunda división.
Nunca verás a un valiente haciendo una lista de pros y contras, porque para ellos el amor no es un mercado ni tú un producto más. Las decisiones racionales las deja para los yogures o las hipotecas, nunca para sus sueños. Nadie se hizo rico apostando en pequeñas cantidades.

Los valientes se la juegan porque “esa aventura no se la pierden”.

Si lo piensas bien, muchos de los dolores de cabeza amorosos que has tenido podrían haberse evitado saliendo con un valiente. Así que, la próxima vez que vayas al mercado de parejas de viaje, solo tienes que abrir los ojos y mirar de una forma que quizás no hayas hecho antes: en lugar de buscar por la categoría belleza, profesión, estudios, o dinero, busca por la categoría sé quién soy/sé que quiero. Desconfía de lo pulcro, los cánones y lo resplandeciente, y fíate de la sangre y lo sucio, pues los valientes están llenos de arañazos y cicatrices, aunque a veces no se vean. Los valientes se baten el cobre, son los que bajan a la arena y se la juegan porque esa aventura “no se la pierden”. Es muy difícil encontrar a un valiente con el traje impoluto.


Un valiente no entiende la estúpida forma que tiene la cultura de valorar el éxito o el fracaso y la pérdida o la ganancia, pues cree que a nadie que lo ha dado todo se le puede exigir nada y que lo único que verdaderamente se puede perder en la vida no es una pareja, un partido, un sueldo, etc., ellos saben que lo único que verdaderamente se pierde en la vida son oportunidades."

jueves, marzo 12, 2015

{ ¿duele? }

A veces
ser un espejo
es la mejor opción
para que los demás vean
como te hacen
sentir.

martes, marzo 10, 2015

{ sopa }

Últimamente no sé a dónde estás mirando.
Creo que te has quedado estancado en el futuro y parece que no sales de ahí.
Miras hacia agosto, hacia septiembre y estamos en marzo aún.
Miras a la soledad y a la distancia cuando me tienes aquí contigo, justo a tu lado.
Y aunque el futuro quede lejos, lo has traído al presente.
Y puedo sentir el frío de una nieve que ni quisiera he tocado.
Puedo sentir el espacio que nos separa.

Y yo, que soy de arriesgarlo todo a una -no sin antes pensarlo mil veces-, me veo atrapada en tu inseguridad, dándole rienda suelta a la mía.
Y parece que cada vez que consigo encontrarme en tus ojos y siento que suena fuerte la música en mi pecho tu vuelves a construir un muro que progresivamente atenúa el sonido. Me pierdo y me pregunto si de verdad quieres que me arriesgue y saltemos o si simplemente te quedarás atrás viéndome saltar. Esto no puedo hacerlo sola.
No eres el único que tiene miedo a lo que pasará, pero hay una diferencia entre afrontar las cosas en su momento y huir antes de que tengan lugar. Hay diferencia entre subir al bote y querer llegar a puerto, y hundirse antes incluso de embarcar.

Y todo esto no son más que conjeturas, porque ya ni siquiera parece que tengas ganas de hablar.
Echo de menos los detalles por los cuales me sentía especial contigo. Echo de menos sentirme especial y no una chica normal de esas que no son como la francesa. Me gustaría tener opción a elegir, poderme anteponer y que no suponga un problema, y es que si bien sigo mejorando la parte en la que acepto un no por respuesta, parece que no soy la única que debería mejorar en ese aspecto.

Y es que a veces también me apetece ir a la playa, ponerme morena y que vengas conmigo; me apetece que vengas a casa a comer dos días a la semana; que te leas algún libro mío de los que me gustan; me apetece cerveza francesa que me recuerde a parís y salir a donde siempre; me apetece que me seduzcas, sentirme satisfecha hasta en el último de mis poros; que compremos helado de tarta de queso; me apetece comer tarta de zanahoria; que bajes a mi universidad cuando tengas un rato entre clases; me apetecen fotos, miles de puñeteras fotos con las que recordar momentos que ya no volverán; me apetece que te quedes a dormir y no tener que imaginármelo;

en lugar de pasar los fin es de semana en casa encerraditos, ir a comer a tu casa, leer libros que me recomiendas, beber Guinness en el irlandés, comer helado de stracciatella, subir a tu universidad o a donde quiera que estés; que yo no digo que esté mal, pero me apetece, en definitiva, sentir que vamos cincuenta a cincuenta.

Quizás al final sigo teniendo el mismo problema: esperar de la gente de tanto como lo que recibe. Y quizás también debería repasar mi orden de prioridades y aprender a utilizar el "no" en mi vocabulario.

El tiempo dirá.

Por cierto,

Estoy cansado, me voy a dormir
Y yo
Chao.

jueves, febrero 12, 2015

{ ángela monzón }

Por ti. Por mí. Por nosotros.
Por follar mirándote a los ojos.
Por quedarte. Porque quieres.
Por decirme que te atreves.
Por amar cada destrozo.
Por estar ahí.
Por dejar de correr.
Por hacerme sentir.
Por tus ilusiones
y mis ganas.
Por la sonrisa
al vernos despertar
cada mañana.
Por tus pájaros en la cabeza,
mis mariposas en el estómago
y el huracán que llevamos por sonrisa
desde que sabemos a qué saben
la libertad y todas estas ganas
de dejarse llevar.
(Porque en nuestras manos está
el echarlo a perder,
o el echarlo a volar.)
Por tus gestos. Por tus labios.
Por comernos a besos los miedos.
Por bebernos de un trago el pasado.
Por querernos.
Por cuidarnos.
Fuerte, muy fuerte.
Por que sea el amor
el que nos salve de la vida.
Por que sea el amor
el que nos cuide de la muerte.

viernes, febrero 06, 2015

{ casi diez }

Mañana serán diez,
más de trescientos,
más de siete mil doscientos,
más de cuatrocientos treinta y dos mil.

Mañana serán pizzas con aceitunas,
serán montañas de helado,
bañeras llenas de Skittles,
tartas de zanahoria,
y chocolates de nevera.

Mañana serán pelis en la cama,
serán mantitas,
serán ropa desperdigada,
y abrigos a prestar.

Mañana serán mimitos,
besitos aspiradora,
abrazos infinitos,
y palabras sinceras

Mañana será uno más,
mañana será siete.
Mañana seremos dos.

{ 7 }

Sigo aquí, no me he ido.
Sigo aquí porque tengo fe,
porque tengo esperanza,
porque creo en algo.
Sigo aquí porque te quiero,
porque quiero que funcione,
y porque siento que,
a tu manera,
tu también tienes fe,
también tienes esperanza,
también crees en algo.
Porque siento que me quieres,
y que quieres que funcione,
y esos son buenos motivos para seguir.

jueves, febrero 05, 2015

{ exclamación }

"No quiero que vuelvas,
quiero que no te vayas".

A veces pienso que el miedo a perder algo,
nos devuelve a la mente cuan grande es su valor.
Y que la posibilidad de que desaparezca de un segundo a otro,
nos hace abrir los ojos para que siempre demos lo mejor.

miércoles, febrero 04, 2015

{ negro }

A veces también soy negativa y se apaga la luz dentro de mi.
Me canso de poner siempre una sonrisa, de tener siempre una palabra de ánimo, de hacer mimos y pedir besos, de cosquillas que acaban en enfados, de comentarios que minan mi autoestima, de insistir por una foto que no llega, o de buscar esos cinco minutos de complicidad. Y a la vez pienso que al acabar el día, todo lo malo de ese día se debería quedar en él. Morir con él. Y empezar de cero. Pero siento que me he estancado, que estoy perdiendo mi capacidad de rebobinar esa cinta, haciendo que cada escalón sea más difícil y requiera más paciencia, como si las cosas cada vez golpearan más fuerte. Y aunque quiero seguir subiendo, ahora mismo estoy cansada, tengo los ojos aguados y me duele el pecho al respirar. Puedo notar como la música suena más bajita, los ladrillos aparecen, se me enfrían las manos y el impulso se pierde despacio desvaneciéndose en la oscuridad.

miércoles, enero 14, 2015

{ carta a mi misma }

Tú eres la única dueña de tu destino. La única que luchará por él. Por ello tienes que tener claro que tus sueños son tus sueños, y, si de verdad crees en ellos, no dejarás que nada ni nadie se interponga en tu camino para conseguir cumplirlos. No tienes que convencer a nadie de que puedes lograrlo, solo ser tú la convencida, y repetirte, día tras día, cuál es tu meta, el punto al que quieres llegar y por el que valdrá mil veces la pena todo el esfuerzo que estás haciendo. Te levantarás por la mañana y visualizarás tu objetivo y trabajarás por él como si dicho día fuese la prueba final, porque si es lo que te hace feliz, te dejarás la piel y sólo por eso, ya lo estarás consiguiendo.

martes, enero 06, 2015

{ deseos }

"No puedo dormir.
Cada vez que me acerco
a una cama
apareces vos
en mi mente
y
me pierdo."

{ impulso }

A veces siento envidia de aquellos textos en los que te pierdes y que no hablan de mi.
Siento un dolor extraño, semejante a esa sensación de insuficiencia que me invade a veces.
Y pienso que a lo mejor tu escalón está más abajo que el mío.
Y se me nublan las ganas de seguir subiendo.

jueves, enero 01, 2015

{ 1 }

Al tocarte sentí tu piel.
Tu esencia.
Cada rincón por el cual pasaban mis manos,
mis dedos,
mis labios.
Sentí tus caricias como la seda,
como el agua.
Y me ahogué en ellas,
en nosotros,
en ese momento donde el mundo se redujo al interior de aquellas cuatro paredes.

Mi alma te reconoció.
Y se ha enamorado de ti.

Esa puerta antes cerrada con aquel enorme candado de temor se abrió.
Y lo he sentí.
Dentro en mi pecho volvió a sonar por un instante,
con esa intensidad tan íntima,
una nueva melodía.
Mis ojos por un segundo llegaron a ser incapaces de contener el colapso.

Quería encontrarte y lo he hecho.
Te encontré mientras intentaba,
-entre cada respiración y jadeo-,
no apartar mi vista de ti.

Y entonces lo hice.
Lo hice con todo mi ser.

Solo me faltaron las palabras.
Esas que ahora mi racionalidad guarda,
y mis ojos te gritan.