viernes, abril 25, 2014

{ llegará }

Y pensar que llegará el día en que al volver a casa, después de trabajar duro durante todo el día, después del estrés, de hacer miles de cosas, del ruido, de las prisas; tú estarás ahí. Estarás ahí, igual de cansado que yo, igual de agotado que yo, pero estarás y me sonreirás con esa sonrisa tuya, me contarás que tal te fue, prepararemos la cena y palomitas mientras bailamos en la cocina y cenaremos y veremos una peli en el sofá, me quedaré dormida y me llevarás a la cama y justo antes de que nos quedemos dormidos del todo te diré que te quiero y te daré un besito de buenas noches pensando en la suerte que tengo de tenerte conmigo un día más.

martes, abril 22, 2014

{ cielo }

te quiero.

lunes, abril 21, 2014

{ frío }

Si no estuviste entonces, no sé por que quiero que estés ahora.
Quizás pensé que esta vez harías un esfuerzo por tu parte.
Si ya sé lo que vas a opinar, no sé para que pregunto.
Quizás pensé que me respetarías un poco más.

{ rojo }

Como gato que camina por un muro, mis caderas se acercan a ti bajo un turquesa por poco transparente y, en esta oscuridad casi absoluta que nos rodea, te toca adivinar mi silueta mientras intento controlar los latidos que ya a poco están de destrozar mi pecho.
Te respiro. Hueles a nervios, a tensión, a deseo, a tentación. Entre la penumbra tus manos se hacen con mi cintura y la mueven hacia ti. Mis manos se entrelazan en tu pelo, suave, y muerdes mi vientre y te sujeto fuerte entre mis dedos y no puedo evitar que el mundo se desvanezca en una exhalación algo ruidosa, que mi instinto más animal se encienda queriendo investigar cada centímetro de tu piel hasta que no puedas evitar pedir clemencia.
Respira. Bésame y sujeta mis labios con tus dientes, despacio y con fuerza a la vez. Déjate caer como si estuvieras preparado para volar, como si quisieras pasar por el cielo esta noche que hace tiempo que planeo llevarte.
Expira. Olvida cualquier frontera, no habrá límites hoy. Sé que querías ventaja pero déjame empezar que tengo tus manos entre las mías y tu boca me esta pidiendo a susurros ahogados en el silencio que no me detenga. Deja que me encuentre en ti mientras me dejo llevar por las curvas de tu cuello y mi nariz se divierte con mis besos y mi lengua haciéndole complot, convirtiendo tu respiración en música para mis oídos y las cavidades de tus clavículas en segundo plato inevitable.
Vuelve a respirar. Quiero verte de lejos, no sin que antes te preguntes quién demonios inventaría los botones, los cinturones y los dichosos calcetines, y que pienses en por qué no adivinaste antes que todo podía ser usado en tu contra, y es que no hay peor tortura en este momento que prolongar esta interminable espera. Me quedaré con tu camisa, espero que no te arruine el paisaje ahora que ya no hay turquesa. Será solo un ratito, lo prometo.
Aguanta. Bésame antes de que llegues a perder la cordura mientras mis dedos se deslizan desde tu pecho, tu tatuaje, acariciarte y que no distingas entre el dibujo y el papel se añade a la interminable lista de cosas por las cuales me haces sentir especial.
Coge aire otra vez. Pronto cambiarán las tornas. Hasta entonces deja que endulce tus ojos, que erice tu piel a mi paso, que seque tu boca, que abra tus poros. Deja que mis sentidos se agudicen, que encuentre cada camino que hayas trazado para mi, que nuestros cuerpos encuentren la distancia perfecta entre ellos y entre el calor nos lleguemos a fundir hasta que la pasión nos deje sin sentido.
Y despertaré al fin a tu lado, y tú al mio. Seré tu cuadro perfecto, el redoble de tu corazón. Y tú serás el pintor y el pintado, la melodía de mi caja de música. Y entonces, amor, te juro, que cada segundo habrá valido la espera.

{ tú }

Mi cuello echa de menos ser arte.
Mis labios el dolor que provocan de tus dientes.
Mis mejillas echan de menos el rubor de tus caricias.
Mi nariz el olor de tu piel.

{ playa }

Caricias de arena,
que se cuela entre tus dedos y me baja por la espalda.
Calor de sol,
que, como tu boca, deja su huella allí por donde pasa.

viernes, abril 18, 2014

{ 1439 }

No vuelvas a decir que una sola hora a tu lado no merece la pena.

Si tuviese que elegir entre poder pasear entrelazando mis dedos con los tuyos, poder besarte tantas veces como guste o gustes, poder mirarte a los ojos y perderme en ellos, tener la ocasión de abrazarte para que el mundo deje de girar, acariciar tu piel, tu pelo o escuchar el sonido de tu risa, de tu voz, poder compartir una conversación agradable, un momento de complicidad, miles de ideas y planes que surgen a cada paso llenando todo de perspectiva e ilusión, de vida.

Si tuviese que elegir, amor, entre pasar tan solo un minuto de esa hora disfrutando de ti,
y un minuto sin poder hacerlo,

cueste lo que cueste,
ya sea tiempo o dinero,
no importa,

quiero que entiendas que
me quedo contigo.

martes, abril 15, 2014

{ malaci }

"Contigo no quiero París, ni Santiago, ni Roma. Contigo prefiero quedarme en casa, tomarte de las manos y guiarte a donde jamas has viajado; ida sin retorno, amor con insomnio, cafés de madrugada y sexo por placer. "

{ malaci }


“Lo miró a los ojos y se acercó a él, adivinándole el miedo y las tristezas, se abrazó a su cuerpo y este comenzó a resquebrajarse como las hojas secas. Entonces, las corazas comenzaron a caer. Mantuvo el abrazo, guerrero, que les daba tanta paz y les hacía tanta falta, hasta que los cuerpos comenzaron a doler.

- Yo también siento miedo - le susurró -. A lo que venga y a lo que no. A no ser y a dejar de estar, a que nos gobierne la inhumanidad, a las melodías de piano donde los dedos danzan lentos y torpes, al violín que les acompaña, a la luna que no sale y al sol que se oculta, a la oscuridad que me traga y al vacío que te gana, a los pasos en falso y las caídas anunciadas, al mar calmado y a no tener los pies en el suelo, a volar tan alto que me pueda quemar o fluir tan bajo que no me pueda arrastrar, a las parálisis que vienen después de los análisis, a no estar listos y a querer huir, a la fortaleza del orgullo y a la fragilidad del Ser, a que me pueda romper, a que dejes de creer, a que se apague la luz que nos caracteriza y se borre nuestra sonrisa. A que se me vaya la vida y no pueda cerrar los puños para sostenerla… tengo tanto miedo, amor. Pero aquí estoy, aquí estamos y aquí estás. 

No importa lo que venga, 
el relato seguirá.”

{ malaci }

“A lo único que te reto - luego de tanto hablar de sexo y recrearlo en nuestras mentes - es, ilusamente, a que vengas, que no tardes y te quedes.”

sábado, abril 12, 2014

{ 1+1 }

"Y si dormimos juntos me encargaría de besarte los lunares en lugar de contar ovejas, de tomar tus manos para entrelazar nuestros “te amo” y de hacerte reír hasta que ya no puedas. Si hoy duermes conmigo, te prometo que será tu mejor noche y mi despertar favorito."

viernes, abril 11, 2014

{ ¿"y si te quedas una noche?" }

¿Y si me quedo dos? ¿O tres? ¿ Qué pasa si me quedo tres?
¿Y el resto de mi vida? 
¿Te gustaría que me quedase el resto de mi vida?
Por que a mi si.
Mucho.

miércoles, abril 09, 2014

{ rourke boada }

"Y ocurrió
que al mirarnos,
el tiempo se abrió
como un viejo libro,
donde pudimos leernos
en las páginas de los siglos.
Tus besos de hoy,
son los mismos
besos de antaño,
que me remontan
a lugares extraños,
amorfos y ambiguos,
que juro haber vivido,
solamente contigo."

lunes, abril 07, 2014

{ 25 días }

Sólo han pasado 25 días desde aquella noche. 
Sólo uno hizo falta para conectar. 
Sólo dos para activar todas las alertas. 
Sólo tres y ya eramos algo.

Desde entonces ya ha pasado una vida. Los recuerdos inventados y vividos se solapan sustituyendo sueños por realidad. Todo encaja deslizándose como la seda, de un modo tan perfecto que ni se vislumbra la unión. Tú haces donde yo esperaba que hicieras y viceversa, casi pisándonos las palabras, los gestos, el alma.

También hay momentos en los que no espero nada y aún así llegas.
Como cuando ríes a carcajadas,
casi sin parar a respirar,
 y sin saber por qué,
soy feliz.

Y es entonces,-mientras te miro- cuando me pregunto dónde guardas tus defectos o si encontraré alguno.
Y a cada segundo pienso si te quedarás por siempre,
por que si algo quiero ahora,
es que no te vayas.

viernes, abril 04, 2014

{ malaci }

“Tengo una gran lista de defectos, mi amor, 
un pasado que me sigue jodiendo, 
un terrible miedo al rechazo, 
una psique maleducada que 
saca los mecanismos 
de defensa cuando no debe,
una sed de cariño
que nadie antes de ti había saciado.
Camino lento, precavida,
pero mi mente se adelanta
y a veces me arruina las jugadas.
Sin embargo, te expongo lo que soy.
Para que lo conozcas,
para que sepas a lo que te enfrentas.
Obviamente, con miedo.
Pero, el que no arriesga no gana
- o no pierde -, no ama - no aprende
-y yo quiero amarte.”