lunes, marzo 26, 2012

{ no dejes que me pierda }

en alguna parte de eso ojos verdes a los que miras hay una niña asustada pidiendo a gritos que no digas nada y que eso sea suficiente. abrázame sin más. lo necesito.

{ 23/03 }

he imaginado tantas veces ese momento, llevo tanto tiempo esperando, que ahora, distraída y aun mareada, sigo sin saber si fue real o fue otro sueño más de mi subconsciente hundido en la desesperanza creyendo que esto no funcionaría y permaneceríamos así incansables a pesar del paso del tiempo. 
no dejo de analizar cada instante, tengo miedo de encontrar ese momento en que me despierto, que confirme que solo fue una ilusión. pero no lo encuentro. solo veo bailes en mitad de la calle, dejos, besos, miradas y manos entrelazadas, veo dedicación, detalle, tiempo invertido, espera, paciencia. te veo a ti, a todo lo que nos ha pasado y siento que este solo es un paso más en una relación que empezamos hace ya años. nos conocimos, nos apreciamos, nos tuvimos, nos perdimos, nos dejamos, nos echamos de menos, nos buscamos, nos recuperamos y ahora nos tenemos de nuevo. me siento expectante, nerviosa y serena a la vez. pero la euforia permanece ausente, creí que sería diferente, me falta algo y no dejo de preguntarme si en la espera, tras haberte dejado en segundo plano tantas veces, se me ha acabado esa ilusión que creía te sería fiel atemporalmente. no quiero obligarme a sentir algo obsoleto, no se trata de forzar la situación. necesito tiempo. necesito mirarte a los ojos y saber si siguen siendo aquellos que espero ver al otro lado de mi almohada o si por el contrario, y siendo lo más probable, he dejado de sentirte.

{ pecado capital }

es tentador saber que en un solo gesto puedo conseguir que te de un vuelvo el corazón, aumentar la adrenalina. es tentador saber que desde el momento en que lo haga dependerás de mi y esperaras impaciente por un nuevo gesto. estarías celoso, te comería la ansiedad, matarías por la dosis. me necesitas como yo al juego, a nuestra partida. seamos ludópatas. 
¿cuántos saldrían perjudicados si se me ocurriese mover ficha contigo? que prohibido, que tentador. Cual juguete me entretienes: tus ojos se parecen tanto a los suyos, la forma en que me miras como si aquello que nos rodease solo fuese noche, oscuridad y calor; la forma en que me tocas, la forma en la que intentas seducirme. Es divertido averiguar hasta donde eres capaz de aguantar mis impertinencias, mis caricias disimuladas, mis frases de doble sentido y mi mirada de complicidad. me gusta ponerte a prueba. acelerarte el pulso y dejarte en pausa, pendiente, deseoso. no puedes decírselo a nadie. te has privado de tu libertad. me has privado de la mía. Me matas en secreto y me encanta. juegas conmigo aunque sabes que no deberías, pero ahora que has empezado la partida, y te toca mover ficha, eres consciente de que no puedes parar y que has de subir la apuesta. lujuria sin compromisos ¿por qué sacias de esta forma tan momentánea mi soledad?