jueves, agosto 25, 2011

{ contigo }

...y decirte que ya no puedo vivir sin ti.

lunes, agosto 22, 2011

{ miedo y euforia }

¿cuánto tiempo ha pasado? ¿dos meses casi? y aún no se lo que siento. Por una parte, nada. No siento nada, o eso quiero creer. Pienso en ese momento y me digo a mi misma que tuvo que ser así, y que ese fue el perfecto final. Por otra parte mi ilusión no desiste de la idea de que no sea ese día el ultimo que deba pasar a tu lado. Esa sensación no abandona mi cuerpo y quiero verte, pero no quiero. Eso es. Si tuviera la certeza de que todo saldrá bien, lo haría, pero si todo saldrá bien no tiene sentido. Quiero que me mires y me digas que tu también lo sientes o que me mires y que no haga falta que digas nada. Necesito saber si tus ojos son sus ojos y puedo ver en los tuyos lo mismo que vi en los suyos o si solo son del mismo color. Tengo que encontrar un motivo por el cual fueras aquella noche. Saber por que tienes de todos los que fueron la parte que me gusto de ellos. Y además, por que sentiste lo mismo que yo. Todo se resume en un día, en esos segundos. Todo se resolverá cuando nos volvamos a ver. Cuando dos sentimientos se junten y sea capaz de elegir cual me acompañará el tiempo que esto dure. En ese momento lo sabré.

lunes, agosto 08, 2011

{ y tu ¿qué haces aquí? }

Ni te atrevas. No tienes derecho a mirarme de esa forma. Inútil. Hace tiempo que estamos así, en un tira y afloja constante, parece que vernos una ves cada tres o cuatro meses es la única forma de que esto funcione. No quiero. No me mires. Estoy cansada de intentarlo. Aunque parece que no estoy cansada de ti. Te pones justo ahí. En frente. Me estas probando y te estoy consintiendo demasiado. Mi imaginación desearía que la distancia fuera mas corta. Me doy cuenta. Algo en mi se esta revolviendo, es esa sensación. Son tus ojos otra ves. Te miro y esta ahí, lo estoy sintiendo. Sonríes. Los dos lo sabemos desde hace meses. Aparto la mirada. Ya es tarde. Vuelvo a comprobar, que en solo un minuto he deseado que ocurrieran 325.254.587 cosas entre tu y yo. Por lo tanto creo, que aun no te he olvidado. Pero esta ves no voy a ser yo. He cambiado desde aquel incómodo día. Ahora te toca a ti mover ficha.